Las Malvinas en nuestra ciudad

A razón de la conciencia democrática, la constancia cívica y el sentido de pertenencia de vecinos y, en particular, de los veteranos de guerra, Río Grande es la Capital Nacional de la Vigilia por la Gloriosa Gesta de Malvinas y realiza denodados esfuerzos por conservar vivo el reclamo de soberanía, diálogo y paz.

¿Tenés preguntas?
  • Teléfono(02964) 42-1469
  • Horario Lun. a Vie de 09 a 16
  • Dirección Lasserre 179

Puntos clave de Malvinas en Río Grande

Monumento a los Héroes de Malvinas

Elcano entre Thorne y Santa Fe

El Monumento, que incluye la “Llama eterna” y el recuerdo de Tom, el perro artillero, es un homenaje permanente a la causa Malvinas y a sus héroes.

Museo “Malvinas Argentinas”

Bernardo de O'Higgins 321

Una muestra permanente de fotos, cuadros y elementos alusivos a la Guerra de Malvinas y en especial a su transcurso en la ciudad de Río Grande.

Cazabombardero M–5 ‘Dagger

Calle Elcano

Donado por la Fuerza Aérea Argentina, rinde homenaje a los primeros tenientes José Ardiles, Pedro Bean, Juan Bernhardt y Héctor Volponi, que murieron al ser derribados sus aviones en combate.

Paseo Crucero General Belgrano

Santa Fe entre San Martín y Elcano

Paseo turístico que recuerda el hundimiento del ARA Crucero General Belgrano el 2 de mayo de 1982.

Cabo Domingo

En la Guerra de Malvinas, funcionó en su cima un centro de vigilancia y control aéreo con forma de domo, que antes, en los ‘70, había servido para control de naves provenientes de Chile.

Somos la Capital Nacional de la Vigilia

La ley nacional Nº 26.846 declaró en marzo de 2013 a la ciudad fueguina de Río Grande como “Capital Nacional de la Vigilia por la Gloriosa Gesta de Malvinas”.

El fundamento de la propia norma establece que desde 1995 “durante la noche del 1° y la mañana del 2 de abril la población de Río Grande se reúne de manera espontánea a conmemorar la memoria de la gloriosa Gesta de Malvinas desde el mayor de los respetos para sus combatientes y enalteciendo el justo reclamo soberano por las Islas Malvinas y sus espacios marítimos circundantes”.

Miles de vecinos participan de la tradicional ceremonia a orillas del Mar Argentino. El homenaje se lleva adelante frente al Monumento a los Héroes de Malvinas, donde los ex combatientes del Centro de Veteranos de Malvinas de Río Grande montan una carpa y desarrollan actividades de concientización acerca del reclamo de soberanía.

Corremos por Malvinas

En sólo cinco años, Río Grande Corre Por Malvinas se ha convertido en la columna vertebral de los constantes esfuerzos que aporta el Municipio de Río Grande y su pueblo a la causa por las Islas Malvinas y al reconocimiento de los héroes que lucharon en la guerra de 1982.

La maratón expresa el compromiso de la comunidad por la soberanía sobre las islas, la paz y el diálogo.

Más de 12 mil personas, entre vecinos y visitantes, participan en cada edición en las distintas categorías: para recorrer 1 kilómetro en familia, cumplir 3 con amigos en rollers o completar 10.5 en competencia profesional.

Moral:

Por cercanía, participación histórica (la base naval de Río Grande tuvo un rol protagónico en el conflicto bélico) y compromiso, el pueblo de Río Grande expresa un particular interés por las Islas Malvinas y los veteranos de la guerra de 1982, plasmado en un gran número de homenajes y otras actividades cada año.

Geográfica:

Las islas están dentro de la plataforma submarina del Atlántico Sur, en el Mar Continental Argentino, y son una prolongación natural de la Patagonia. Río Grande es la ciudad más próxima a las Malvinas, a 576,61 kilómetros.

Histórica:

Las Malvinas son argentinas porque antes fueron españolas, y la Argentina se liberó del dominio español al declarar su independencia luego de muchos años de lucha armada contra sus ejércitos.

Administrativa:

El Comité de Descolonización de la ONU incluyó a las Malvinas en la lista de territorios "no autónomos". El reconocimiento de la soberanía argentina quedó implícitamente establecido como única solución a la situación colonial.

Malvinas para armar: una convocatoria para la memoria audiovisual colectiva.

ENTERATE

Orgullosos de nuestros veteranos

El primer centro de veteranos de la Guerra de Malvinas en Río Grande surgió en 1984, de la mano de Rubén Cena, Juan Medina, Roque Garay, Héctor Díaz y Horacio Chávez, entre otros excombatientes. La unión tuvo dos objetivos: por un lado, mantener la memoria viva a través del relato de su experiencia bélica y la concientización sobre la causa de las islas, la soberanía y el diálogo; por otro, resolver problemas concretos de los exsoldados, de salud, trabajo y vivienda.

Por entonces, los veteranos luchaban por una ley nacional, que se logró recién en 1991: la 23.848, que comprende únicamente a soldados conscriptos y civiles que participaron en la guerra.

Tras esa sanción, los veteranos locales conformaron la Asociación Civil de Excombatientes 2 de Abril, integrada por soldados conscriptos y civiles, con Aldo Aguirre como primer presidente.

La flamante organización decidió entonces homenajear a los soldados caídos en el campo de batalla de una manera especial, en la costa, y eligió el monumento a los pilotos de la Fuerza Aérea creado en los ‘80, que indicaba la ruta aérea a Malvinas.

Trece veteranos se convocaron el 1 de abril de 1995 a las 20, junto a unos pocos tachos de 200 litros y mucha leña. Pasaron la noche compartiendo anécdotas y rindiéndole homenaje a los caídos, hasta las 8 del 2 de abril.

Con el paso del tiempo, los dos centros de excombatientes de Río Grande se unificaron bajo el nombre de Centro de Veteranos de Guerra Malvinas Argentinas.

Los primeros pasos en conjunto fueron la reforma y ampliación del monumento a los pilotos de la Fuerza Aérea, para sumarle el resto de las fuerzas que participaron en el conflicto bélico y los nombres de todos los caídos en las Islas Malvinas.

En 1999, los veteranos construyeron una sede propia en el predio de la calle O’Higgins 321 cedido por el Municipio de Río Grande, en donde a su vez se creó un museo y el Departamento de Veteranos de Guerra, que más tarde sería una Dirección municipal.

En 2002, con motivo del vigésimo aniversario de la Guerra de Malvinas, el Centro de Veteranos de Guerra Malvinas Argentinas convocó a excombatientes de toda la Argentina para compartir la vigilia. En una noche muy emotiva, participaron más de dos mil soldados y exsoldados que lucharon en Malvinas.

En años posteriores, el centro impulsaría proyectos como la ley de jubilación para veteranos de guerra dependientes de la administración pública municipal y provincial, la adquisición de una carpa grande (que hoy alberga las actividades de la Semana de Malvinas y la tradicional vigilia) y la producción de un programa televisivo llamado “Malvinas en la memoria”.

En la actualidad, los excombatientes trabajan con ahínco en pos del bienestar de los veteranos y sus familias, malvinizando a las nuevas generaciones y participando activamente de la vida de Río Grande.

Leé las últimas noticias

Blog